¿Feminismo? No, mejor igualdad

-Y cuando dijo que me puso los cuernos le pegué en la cara y le escupí encima.

¿Qué ha sido lo primero que se te ha venido a la mente al leer la frase anterior? Tal vez un cerdo machista que merece todos los castigos del infierno. O quizás una mujer libertaria e independiente que hizo lo correcto. Pero si pensaste en una persona que agredió injustamente a otra, pues felicidades: no te han lavado el cerebro.

El día de hoy estuve husmeando en cuantarazon.com a ver qué nuevas viñetas se habían publicado (para quien no conozca la página, lo invito a verla, se publica información muy interesante). Una de ellas trataba sobre la desigualdad de género. Pero no esa desigualdad “hombre > mujer” que a los noticieros les encanta mostrar, sino los que precisamente se ocultan, los “mujer > hombre”, que son igual de graves. Y a mi cabeza llegaron todas las tesis que había construido en mi mente hace varios años. Quiero compartirlo, porque siento que es un problema del que se debe empezar a hablar.

Es increíble la cantidad de costumbres que justifican la agresión a un ser humano por el hecho de haber nacido con pene. Comenzando con esos comentarios en Facebook que destacan los miles de defectos que, supuestamente, tenemos todos los hombres: desde la fama de infidelidad hasta la deficiencia mental que nos impide hacer varias cosas a la vez. Y lo que más preocupa no es el insulto, sino el hecho de que la mayoría de la sociedad los acepte como algo normal, y no solo las mujeres. La mayoría no son bromas. Cualquiera se puede dar cuenta cuando algo se dice en broma, como ocurre con los chistes racistas. Pero muchos de estos comentarios se dicen muy en serio.

Pero ¿por qué debería preocuparme por estas cosas?, pensarán ustedes. Tal vez no le hacen mal a nadie. Pero la verdad es que sí lo hacen. Y mucho. Son muchos los hombres que sufren por esto hoy en día, desde adultos hasta niños. Niños que sufren de golpes e insultos por parte de sus compañeras de colegio y son incapaces de defenderse por temor a las represalias de lastimar a una mujer. Es un tipo de bullying secreto que no ha podido recibir la importancia que se merece por la mitifiación del maltrato al hombre. O los miles de hombres que son maltratados física o psicológicamente por sus parejas, y sin la esperanza de recibir ayuda por parte de la Justicia. Han habido casos en los que un hombre va a una comisaría a demandar a su cónyuge por maltrato intrafamiliar y los policías se ríen en su cara, y si tienen la fortuna de que le dejen hacer la denuncia, estas quedan archivadas y olvidadas. Y la violencia en casa sigue.

-Pero a fin de cuentas el hombre debe ser macho y aguantar los golpes.

No. Pensar así es tan retrógrado e insultante como decir que la mujer debe quedarse en casa lavando y planchando. Los hombres, como cualquier ser humano, sienten dolor, y reprimirlos a la fuerza sólo causa angustia y terror en aquellos que sufren la agresión por parte de una mujer, y que por la falta de apoyo por parte de la sociedad, deciden quitarse la vida. Y no es cosa mía: un estudio demuestra que la mayoría de los suicidios son protagonizados por hombres. Y existen miles más en internet.

Pero creo que he sido muy ambiguo respecto a la forma en que la mujer maltrata al hombre. Miremos algunos ejemplos:

-Cuando en el colegio las niñas humillan a un niño por cualquier motivo.

-Cuando una mujer amenaza a un hombre con demandarlo por intento de violación si no hace lo que ella quiera (quitarle dinero, pedir que le suban una nota en su materia…).

-Cuando una mujer dice que el hijo que está esperando es de un hombre que nunca la tocó.

-Cuando, ya sea en público o en privado, la mujer aprovecha su condición de mujer y golpea a su pareja sin temor a que le responda -lo cual es, en cierto modo, machismo hacia ella misma, por aprovecharse de su condición de “damisela en apuros”-.

¿Cuántos de ustedes, hombres, se habrán sentido identificados con alguno de estos casos? ¿O al menos habrán sentido pesar de imaginarse a ustedes mismos amenazados por ser demandados por violación? ¿O por pensar que alguna chica puede meterles un bebé que no es de ustedes? O ustedes, mujeres, ¿no habrá hecho esto alguna vez? ¿Golpear a su ex porque les terminó? Y sí, se siente una rabia inmensa si a tí, chica, te ponen los cuernos o se aburren de tí. Pero nada justifica el maltrato a otro ser humano, con los mismos derechos que tú. Porque sería igual de horrible que un hombre te golpeara porque lo engañaste.

Aunque el feminismo hable de igualdad entre los sexos, lo cierto es que la mayoría de grupos que se autodenominan feministas sólo estudian los casos de violencia contra la mujer, y descuidan los del hombre. Tal vez porque no lo consideran primordial. Tal vez porque consideran que todos los años en los que la mujer vivió sometida deben ser eximidos. Pero una verdadera redención proviene de aceptar el presente, no de recordar el pasado. ¿Estaría bien que todos los hombres y mujeres negras empezaran a ejecutar blancos, por los años en que sus ancestros vivieron en esclavitud? Claro que no, es absurdo. Y es también absurdo olvidar problemas que tienen la misma prioridad que otros. El día en que los hombres dejen de maltratar a las mujeres será cuando se entienda que todos, sin importar nuestro género, valemos lo mismo. Y lo mismo ocurrirá contra el maltrato hacia el hombre.

Prefiero pensar en que no somos ni hombres, ni mujeres, sino simple y llanamente seres humanos, con las mismas capacidades y aptitudes. Y sí, biológicamente ambos sexos se superan en algunas cosas. Por ejemplo, que el hombre desarrolla más masa muscular que las mujeres, o que las mujeres son más flexibles. Pero eso no ha sido impedimento para que unos realicen las labores de otros: mujeres que practican halterofilia, hombres que son profesores de preescolar, y un largo etcétera. Debemos entender que no somos animales, que nuestra inteligencia nos permite superar cualquier impedimento biológico. Y por eso una mujer es tan capaz de hacer las cosas de un hombre, como al contrario.

Todos los hombres en algún momento de sus vidas han sido agredidos por una mujer, pero apuesto a que ni lo recordarán porque habrá sido otro momento natural y normal en sus vidas. Yo recuerdo algunos, y afortunadamente no han sido tan graves como los capítulos que les ha tocado vivir a familiares y amigos cercanos. Pero reconforta saber que hay mujeres que están concientes del problema.

Dejemos de darle prioridad a un sexo. El maltrato existe entre ambos géneros, y en ambos casos es igual de detestable. No dejemos que los rencores de nuestros abuelos y abuelas nos dominen. No violentes a tu prójimo. No porque sea mujer, no porque sea hombre; sino porque es un ser humano como tú.

Anuncios

Autor:

Estudiante de Lenguas Extranjeras, escritor novato, dibujante, ciclista por hobby y cuentachistes mediocre.

3 comentarios sobre “¿Feminismo? No, mejor igualdad

  1. He de decir que tu argumento inicial parte de un juicio incorrecto que se le ha dado al feminismo. Así como a muchas corrientes y posturas filosóficas, que en la actualidad siguen bajo una constante y acalorada discusión, el feminismo esta atrapado entre la viralización y la ignorancia de quienes dicen apoyarla.
    Ser partidario de una idea no te hace experto en ella, mucho menos te lleva a comprenderla a extensión, sobre todo tomando en cuenta que hablamos de temas que parten de la compleja relación del ser humano consigo mismo.
    El feminismo nace de la necesidad de igualdad, enfatizo en IGUALDAD, desde la perspectiva del genero femenino. Algo que se venia buscando desde el siglo XVII y que aún tardo siglos en consolidarse y por fin, encontrarse, parcialmente.
    En la actualidad el feminismo ha tenido grandes triunfos y aún le faltan muchas metas que alcanzar, pero la ignorancia sobre el tema ha llevado a ser un tema bastardeado y satanizado.
    Muchos temas se han visto con más claridad en estos tiempos, como la diversidad de genero, son un grupo de personas que también exigen igualdad, y como personas la merecen.
    Aunque hay que decir que las personas que no comprenden la diferencia entre igualdad y “superioridad”, esto aumentándole la ignorancia que la gente tiene sobre dichos temas.

    Yo en lo personal prefiero defender el estudio del genero humano y sus problemáticas antes que seguir el bastardeo de temas que no comprendo, ojalá pueda darte otra perspectiva sobre el tema.

    Me gusta

    1. Interesante tu posición. En efecto, el feminismo nace como la visión femenina de la igualdad de género. Sin embargo, el hecho de buscar la igualdad desde una perspectiva enteramente femenina ya desvía la connotación de igualdad. Según muchos postulados feministas, se eligió este nombre por el instinto natural femenino de expresar amor y cariño a los que le rodean, instinto sustentado por estudios psicológicos. Pero como siempre he dicho: la psicología es insuficiente para comprender a los seres humanos. Hay hombres que también expresan amor y cariño, así como hay mujeres repelentes que solo buscan el conflicto (y conozco a varios hombres y mujeres así).

      Por eso considero que, si un movimiento busca la igualdad de género, no debría llamarse, en primer lugar, ni feminismo ni masculinismo 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s